//-->
contenido de la página Obsess
Novedades
Nuestas Webs
  • Web de Niños
  • M.I. Bajo el Abrigo del Altísimo
  • Blogger
  • Foro



En esta web podrás descargar los libros y predicas de edificación totalmente GRATIS.
Todas las descargas están disponibles, cualquier inconveniente escríbenos a bajoelabrigo@gmail.com


.

Sofonías

El Libro del Profeta

Sofonías


1 La palabra de Jehovah que vino a Sofonías hijo de Cusi, hijo de Gemalías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, en los días de Josías hijo de Amón, rey de Judá.

Castigo de Judá en el día de Jehovah


2 "¡Yo acabaré por completo con todas las cosas de la faz de la tierra!, dice Jehovah. 3 Acabaré con los hombres y con los animales; acabaré con las aves del cielo y con los peces del mar. Haré tropezar a los impíos y eliminaré a los hombres de la faz de la tierra, dice Jehovah.

4 "Extenderé mi mano contra Judá y contra todos los habitantes de Jerusalén. Eliminaré de este lugar lo que queda del culto de Baal, y el nombre de los sacerdotes idólatras. 5 Eliminaré también a los que se postran en las azoteas ante el ejército de los cielos; a los que se postran y juran por Jehovah, y al mismo tiempo juran por Moloc. 6 Eliminaré a los que se apartan de en pos de Jehovah, y a los que no le buscan ni le consultan."

7 ¡Callad ante la presencia del Señor Jehovah, porque el día de Jehovah está cercano! Jehovah ha preparado un sacrificio y ha escogido a sus invitados.

8 "Sucederá en el día del sacrificio que hará Jehovah, que castigaré a los principales, a los hijos del rey y a todos los que llevan vestido extranjero. 9 Asimismo, en aquel día castigaré a todos los que saltan sobre el umbral de las puertas y a los que llenan de violencia y de fraude la casa de su señor. 10 En aquel día habrá voz de clamor en la puerta del Pescado, gemido en el Segundo Barrio y grande quebranto en las colinas, dice Jehovah. 11 Gemid, los que vivís en el mercado de Mactes, porque todo el pueblo de los mercaderes será destruido; todos los que están cargados de plata serán exterminados.

12 "Sucederá en aquel tiempo que yo escudriñaré a Jerusalén con lámpara, y castigaré a los hombres que se quedan inmóviles sobre la hez del vino y que dicen en sus corazones: ’Jehovah no hará ni bien ni mal.’ 13 Por tanto, el patrimonio de ellos será saqueado, y sus casas quedarán desoladas. Edificarán casas, pero no las habitarán; plantarán viñas, pero no beberán el vino de ellas.

14 "Cercano está el gran día de Jehovah; está cerca y se apresura con rapidez. Veloz es el día de Jehovah; es más ágil que un corredor, y más presuroso que un valiente. 15 Aquél será día de ira, día de angustia y de aflicción, día de desolación y de devastación, día de tinieblas y de oscuridad, día de nublado y de densa neblina, 16 día de toque de corneta y de griterío, sobre las ciudades fortificadas y sobre las torres altas. 17 Yo traeré tribulación sobre los hombres, y andarán como ciegos; porque pecaron contra Jehovah. La sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como excremento."

18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehovah, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo. Porque de cierto exterminará repentinamente a todos los habitantes de la tierra.

2 Agrupaos y congregaos, oh nación que no tiene vergüenza, 2 antes que seáis desechados y el día pase como el tamo; antes que venga sobre vosotros el día de la ira de Jehovah. 3 Buscad a Jehovah, todos los mansos de la tierra que ejecutáis su decreto. Buscad justicia, buscad mansedumbre; quizás seréis protegidos en el día del furor de Jehovah.

Castigo de las naciones vecinas


4 "Porque Gaza quedará desamparada, y Ascalón desolada. Asdod será expulsada a mediodía, y Ecrón será desarraigada. 5 ¡Ay de los que habitan en la zona del mar, la nación de los quereteos! La palabra de Jehovah está contra vosotros, oh Canaán, tierra de los filisteos; te haré destruir hasta que no quede morador. 6 La zona del mar será convertida en pradera de pastores y en rediles de ovejas. 7 Y aquella zona será para el remanente de la casa de Judá. Allí apacentarán, y en las casas de Ascalón se recostarán en la noche, porque Jehovah su Dios los visitará para hacer volver sus cautivos.

8 "He oído las afrentas de Moab y los insultos con que los hijos de Amón afrentaron a mi pueblo y se expandieron sobre sus territorios. 9 Por tanto, vivo yo, dice Jehovah de los Ejércitos, Dios de Israel, que Moab será como Sodoma, y los hijos de Amón como Gomorra: campo de ortigas, salinas y perpetua desolación. El remanente de mi pueblo los saqueará, y el resto de mi gente los heredará. 10 Esto les sucederá por su soberbia, porque afrentaron y se engrandecieron a costa del pueblo de Jehovah de los Ejércitos. 11 Temible será Jehovah contra ellos, porque hará que todos los dioses de la tierra vengan a menos. Cada uno se postrará ante él desde su lugar, en todas las costas de las naciones.

12 "También vosotros, los de Etiopía, seréis muertos con mi espada."

13 Después extenderá su mano contra el norte y destruirá a Asiria. Convertirá a Nínive en desolación y en sequedal, como un desierto. 14 En medio de ella se recostarán las manadas y todo animal del campo: Tanto el búho como el erizo pernoctarán en sus capiteles. La lechuza cantará en la ventana, y el cuervo en el umbral; pues su enmaderado de cedro quedará expuesto. 15 Esta es la ciudad alegre que habitaba confiadamente, la que decía en su corazón: "Sólo yo y nadie más." ¡Cómo ha sido convertida en horror, en guarida de fieras! Cualquiera que pase junto a ella silbará y agitará la mano.

Contra los dirigentes de Jerusalén


3 ¡Ay de la ciudad rebelde, manchada y opresora! 2 No escucha la voz, ni recibe la corrección. No confía en Jehovah, ni se acerca a su Dios. 3 Sus magistrados en medio de ella son leones rugientes. Sus jueces son lobos vespertinos que no dejan hueso para la mañana. 4 Sus profetas son insolentes y hombres traicioneros. Sus sacerdotes han contaminado el santuario y hacen violencia a la ley. 5 Jehovah es justo en medio de ella; él no hará maldad. Cada mañana saca a luz su juicio; nunca falta. Pero el perverso no conoce la vergüenza.

6 "Yo exterminaré las naciones. Sus torreones quedarán desolados; dejaré desiertas sus calles hasta que no quede quien transite. Sus ciudades serán devastadas hasta que no quede hombre, hasta que no quede habitante. 7 Dije: ’Ciertamente me temerás, recibirás corrección.’ Y no será quitado de sus ojos todo lo que le he encomendado a ella. Pero ellos madrugaron para corromper todas sus obras. 8 ¡Por tanto, dice Jehovah, esperad el día en que me levante para ser testigo! Porque tengo determinado reunir las naciones y juntar los reinos para derramar sobre ellos mi enojo, todo el furor de mi ira. Porque toda la tierra será consumida por el fuego de mi celo.

Reconocimiento universal de Jehovah


9 "Entonces daré a los pueblos un lenguaje puro para que todos invoquen el nombre de Jehovah y le sirvan de común acuerdo. 10 Desde más allá de los ríos de Etiopía me traerán ofrenda los que me invocan en medio de la dispersión.

11 "En aquel día no serás avergonzada por ninguno de tus actos con que te rebelaste contra mí, porque entonces quitaré de en medio de ti a los que se alegran en su soberbia. Y nunca más te ensoberbecerás en el monte de mi santidad. 12 En medio de ti dejaré un pueblo humilde y pobre, el cual se refugiará en el nombre de Jehovah. 13 El remanente de Israel no hará iniquidad ni dirá mentira, ni habrá lengua engañosa en boca de ellos. Ciertamente serán apacentados y se recostarán sin que haya quien los amedrente."

Reinado de Jehovah desde Jerusalén


14 ¡Canta, oh hija de Sion;

da voces de júbilo, oh Israel!

¡Gózate y regocíjate de todo corazón,

oh hija de Jerusalén!

15 Jehovah ha quitado el juicio contra ti;

ha echado fuera a tu enemigo.

¡Jehovah es el Rey de Israel en medio de ti!

¡Nunca más temerás el mal!

16 En aquel día se dirá a Jerusalén:

"No temas, oh Sion;

no se debiliten tus manos."

17 Jehovah tu Dios está en medio de ti:

¡Es poderoso; él salvará!

Con alegría se regocijará por causa de ti.

Te renovará en su amor;

por causa de ti se regocijará con cánticos.


18 "Yo quitaré de ti el pesar de la festividad

que era para ti como una carga.

19 He aquí, en aquel tiempo yo convertiré en oprobio a todos tus opresores.

Pero salvaré a la que cojea,

y recogeré a la descarriada.

Las pondré como objeto de alabanza y de renombre

en todos los países donde han sido avergonzadas.

20 En aquel tiempo os traeré;

en aquel tiempo os reuniré.

Yo os haré objeto de renombre y de alabanza

entre todos los pueblos de la tierra,

cuando os restaure de la cautividad

ante vuestros propios ojos",

ha dicho Jehovah.

 


Reina-Valera Actualizada, 1989.

 


Artículos: Israel: El reloj Profético El Arrebatamiento de la Iglesia Misterios y Enigmas de la Bíblia
Apostasía ¡Sucedió el Rapto y Te quedaste! Apocalipsis Prófecias Bíblicas